Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

lunes, 5 de octubre de 2015

Naturaleza muerta: Un regalo inesperado

 Un gato nos ha dejado un regalo a las puertas de casa. Se lo agradezco mucho. Pero habría habría preferido que, simplemente, me diera las gracias.