Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

lunes, 28 de octubre de 2013

Cambio de hora en el parque de Doña Casilda


Es lo que tienen los cambios horarios artificiales, que al Planeta le cuesta acostumbrarse y durante unos días, mientras en el Parque de Doña Casilda es casi noche cerrada a unos pocos metros aún puede leerse el periódico con la luz crepuscular. Hasta los pajaros están desorientados y no saben si acostarse o aprovechar las últimas luces para seguir trinando.