Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

martes, 20 de noviembre de 2012

Un merendero sobre el Museo Guggenheim. Otra bilbainada.


El autoestopista galáctico, por puro inconsciencia o desconocimiento, suele perderse una de las mejores vistas de Bilbao. No sabe que, a poco más de 20 minutos andando y 43 en patinete, podría comerse un pollo (si lo lleva consigo, claro está) en esta campa merendero. La imagen fue tomada hace algún tiempo, así que el joven y el perro ya no siguen ahí. Seguro que sabrán disculparle.