Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

jueves, 4 de octubre de 2012

Los fantasmas jubilados del Café Boulevard

(Homenaje a Edward Hopper)

Algunos cliente trasnochadores del Boulevard los han percibido en la penumbra de los rincones. No saben que están muertos y siguen fieles al café del local. Antes de cerrar, los camareros más veteranos dejan unas jarritas de leche caliente junto a los bollos de Viena. Las noches son largas y el servicio nocturno deja bastante que desear. Al regresar por la mañana, suelen encontrar algunas monedas en el platillo de las propinas.