Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

sábado, 13 de febrero de 2016

Un gorrión se apunta al menú del día

Este gorrión suele colarse en el bar y visitar mi mesa muchos días. Espera paciente y sin ningún miedo a que le eche unas migas. Luego se pasea un poco por el entorno y aprovecha cuando alguien sale y se abre la puerta de cristal para salir volando. Agradezco su compañía porque no me gusta comer sólo.