Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

lunes, 2 de marzo de 2015

Paisaje después del chaparrón gigante en el Planeta Bilbao

En el Planeta Bilbao ha llovido mientras llovía. Tras los cristales y bajo los aleros. Ha llovido torrencialmente, en forma de chubasco, aguacero y sirimiri. Acompañado de viento, granizo y nieve. Ha llovido hacia abajo, hacia arriba y tangencialmente. En ocasiones con ráfagas ovoides, elípticas, hiperbólicas y sinusoidales. Ha llovido en todos los sitios y lugares menos bajo los paraguas, que han defendido su territorio con uñas y varillas hasta la extenuación. Ahora que la batalla ha terminado y los claros se aproximan, el campo de batalla está cubierto con los restos de quienes lo dieron todo para evitar que se nos rizara el pelo, se deshilachara la txapela o se nos empapara la calva. Ruego un minuto de silencio y vuelvo a exigir un monumento al paraguas desconocido

Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,
Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,

Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia, Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,


Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,

Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,

Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,

Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,


Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia, Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia, Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,


Paisaje urbano, paraguas, chaparrón, lluvia,