Paisaje humano, Paisaje urbano, Curiosidades

viernes, 16 de agosto de 2013

La valentía y el esfuerzo no siempre son recompensados



No siempre el esfuerzo, la valentía y la constancia se ven recompensadas. Estas plantitas nacieron en el intersticio de dos losas de pizarra. Apenas había sitio para que sus tallos engordaran. Durante unos cuantos días fueron creciendo orgullosas, contra todo pronóstico. Pero el verano, con su guadaña ardiente, las fulminó. Desaparecieron como esos actores secundarios que con un poco de suerte podrían haberse convertido en los héroes de la película. No es el caso. Al menos, durante unos días, provocaron mi admiración y me hicieron creer que todo es posible. Estaban equivocadas. Descansen en paz.